Donación

Estamos sinceramente agradecidos a todos los que han decidido colaborar con el proyecto.

Quiero ayudar a

Boletín



29 December 2017 — Putrada Ekadasi

Las glorias de Putrada Ekadasi que ocurre en el mes de diciembre o enero durante la luna creciente se describen en «Bhavishya Uttara Purana» en la conversación del Señor Krishna y Maharaja Yudhisthira.

El Señor Krishna le dijo a Yudhisthira: «Mi querido rey, Ekadasi que ocurre en el mes de diciembre o enero durante la luna creciente se llama Putrada. Al observar este Ekadasi se destruyen todas las consecuencias de las acciones pecaminosas. Al observar este Ekadasi las personas obtienen conocimientos y gloria. Ahora, por favor, escucha las glorias de este auspicioso Ekadasi.

Había una vez una ciudad llamada Bhadravati. Esta ciudad fue gobernada por el rey Suketumana. Su reina se llamaba Saiva. Ya que no tenían un hijo el rey y la reina no se sentían felices.

La mayor parte de su tiempo se dedicaban a los ritos religiosos. El agua que ofrecían les parecía caliente a los antepasados. Además, los antepasados experimentaban una ansiedad sabiendo que como el rey Suketumana no tiene hijos entonces nadie va a hacer ofrendas a ellos. Conociendo aquella tristeza de los antepasados el rey se sentía más triste aun. No podía encontrar ninguna alegría en la comunicación con sus amigos, bienquerientes y asesores.

Según el rey, sin hijos la vida humana es inútil. Sin hijos uno no puede liberarse de las deudas ante los semidioses, antepasados y otros seres humanos. Es imposible obtener hijos, la riqueza y el conocimiento sin devoción a Vishnu y sin hacer un montón de actividades piadosas.

Al llegar a esta conclusión el rey angustiado fue a caballo al bosque. El rey Suketumana entró en el bosque que estaba habitado por aves y animales y luego comenzó a buscar un lugar para descansar. En la espesura del bosque el rey vio una gran variedad de árboles como los arboles de baniano, pipplas, datileras, palmeras, los tamarindos, maulasiris, saptaparnas, tilakas, tamalsas, hingotas, arjunas, lavheras, bahedas, patalas, catehus (beteles), palasus y tambien diversos animales como tigres, leones, elefantes salvajes, ciervos, jabalíes, monos, serpientes, leopardos y liebres. Entonces el rey en vez de descansar comenzó a vagar por el bosque. El rey estaba asustado y sorprendido por el aullido de los chacales y grito de los búhos.

El rey se canso de vagar mucho tiempo. Era mediodía y el rey tenía sed. El pensaba: “Por qué yo a pesar de que satisfacía a los semidioses con la adoración y los sacrificios, a pesar de que me preocupaba por mis súbditos como si fueron mis propios hijos, satisfacía a los brahmanas ofreciéndoles comida y dakshina, sufro como hoy?” Absorbido por estos pensamientos el rey Suketumana continuaba andar por el bosque sin objetivo.
De pronto vio un lago lleno de flores de loto que era igual de precioso que Manasa Sarovar. Numerosos cisnes, cakoras y chakravakis jugaban en las aguas del lago. Al ver a unos sabios que estaban diciendo mantras védicos en la orilla del lago el rey se bajó del caballo y dio sus reverencias a cada uno de ellos. Los sabios estaban contentos con el comportamiento del rey y le dijeron: “Oh, rey, estamos contentos. Por favor, pídanos un regalo”.

El rey preguntó: “Quiénes sois? Por qué habéis venido a este lago?” Los sabios respondieron: “Somos Vishvadevas y hemos venido para bañarnos. Hoy es el día de auspicioso Putrada Ekadasi. Si una persona que desea tener un hijo observa este voto sin duda llegara a ser un padre”. El rey dijo: “Yo había intentado todo lo posible para llegar a ser padre pero no lo logré”. Entonces los sabios le dieron instrucciones: “Oh, rey, hoy es Putrada Ekadasi. Observa este Ekadasi con mucho cuidado y luego por la gracia del Dios y gracias a nuestras bendiciones seguramente tendras un hijo”.

Según las instrucciones de los sabios el rey comenzó a observar Putrada Ekadasi. Al día siguiente él paró su ayuno y al ofrecer numerosas reverencias a los sabios regresó a su palacio. Pronto la reina Saiva se quedó embarazada. Gracias a las bendiciones de los sabios y la influencia de la piedad generada por la observancia de este Putrada Ekadasi el rey tuvo un hijo piadoso y talentoso. Después de esto el rey siendo muy feliz gobernaba su reino y sus antepasados también estaban satisfechos».

El Señor Krishna continuó: «Oh, rey Yudhisthira, al obsrrvar este Putrada Ekadasi una persona puede tener un hijo y llegar a los planetas celestiales. Cualquier persona que escucha acerca de este Ekadasi o lo glorifica obtiene el resultado del sacrificio Asvamedha».



Возврат к списку