Donación

Estamos sinceramente agradecidos a todos los que han decidido colaborar con el proyecto.

Quiero ayudar a

Boletín



4 July 2017 — Padma Ekadasi

Shayan (Devshayani o Padma) Ekadasi se describe en «Bhavishottara Purana» en la conversación del Señor Krishna y Maharaja Yudhishthira.

Una vez Maharaja Yudhishthira dijo a Krishna: «Oh Kesava! Cuál es el nombre del Ekadasi que ocurre en el mes de junio o julio durante la luna creciente? A qué deidad se adora en este día sagrado y cuáles son las reglas para observar este Ekadasi? Por favor, háblame acerca de esto con todos los detalles».

El Señor Krishna respondió: «Oh, señor de este planeta! Una vez Narada Muni hizo esta pregunta al Señor Brahma. Ahora, por favor, escucha de mí la historia maravillosa que el Señor Brahma conto a Narada Muni.

Una vez Narada Muni el orador elocuente y el mejor de los sabios dijo dirigiéndose al Señor Brahma: “Oh, Padre! Cuál es el nombre del Ekadasi que ocurre en el mes de junio o julio durante la luna creciente? Por favor, dime como hay que observar este Ekadasi para satisfacer a Vishnu el Señor Supremo?”

El Señor Brahma respondió: “En este mundo material no hay voto igual de sagrado al voto de Ekadasi. Es imprescindible de observar el voto de Ekadasi para deshacerse de las consecuencias de los pecados. En este mundo una persona que no observa el Ekadasi se va directamente al infierno. Ekadasi que ocurre en el mes de junio o julio durante la luna creciente se llama Devashayani o Padma Ekadasi. Con el fin de satisfacer a Hrsikesa el Señor Supremo hay que observar este Ekadasi.

En Purana se dice que una vez vivía un emperador santo llamado Mandato que gobernaba en el mundo entero. Él nació en la dinastía del dios de sol. El poder de este rey era grande; él siempre estaba en el lado de la verdad. En el reino de este rey piadoso no había hambre, sequía y enfermedades. Todos sus súbditos vivían felices sin experimentar ansiedad y prosperaban en todos los aspectos. En el tesoro del rey no había riqueza adquirida por medios injustos.

Después de años de una vida tan feliz en el reino no hubo lluvia por tres años seguidos. Vino el hambre y la gente empezó a sufrir. Debido a la falta de alimentos se dejaron de ejecutarse los sacrificios y el estudio de los Vedas se paró.

Entonces todos los súbditos se dirigieron al rey: “Oh, rey! Por favor, escúchanos. Las escrituras nombran al agua ‘nara’. El Señor Supremo vive en ‘ayana’. Por lo tanto, el nombre del Señor Supremo es Narayana. El Supremo Señor Vishnu se convierte en nubes. Él es la única causa de la caida de las lluvias. Gracias a las lluvias los alimentos nacen; los seres vivos dependen de las lluvias. Ahora, debido a la falta de granos alimenticios, tus súbditos sufren y mueren. Oh, mejor de los reyes! Por favor, encuentra el medio de librarnos de los sufrimientos y restablecer la paz y la prosperidad”.

El rey respondió: “Todo lo que decís es cierto. Los granos son como el brahmán. Todo el mundo y todos los seres vivos dependen de los granos. En los Puranas y otras escrituras se dice claramente que a causa de los pecados cometidos por el rey él y sus súbditos sufren. Aunque es difícil de juzgar mis propios imperfecciones, sin embargo, voy a hacer todo lo posible para ayudar a mis súbditos”.

Dicho esto, el rey reunió un ejército y al ofrecer reverencias a Brahma entró en el bosque. En el bosque visitaba regularmente los ashrams de los grandes sabios y ascetas. Un día, deambulando por el bosque, por la voluntad de la Providencia, el rey se encontró con el gran sabio Angira hijo de Brahma. El sabio Angira era igual de radiante como Brahma; todos los cuatro lados se iluminaban con su resplandor. Cuando el rey lo vio inmediatamente se bajó del palanquín y ofreció reverencias a los pies del sabio. Entonces el rey con las palmas juntas ofreció oraciones. El sabio respondió con discursos complacientes y bendijo al rey. Después de eso el sabio preguntó al rey por el motivo de su visita y el estado de las cosas en el reino.

El rey respondió: “Oh, Señor! Gobernaba en mi reino de acuerdo con los principios religiosos. A pesar de esto en los últimos tres años no hubo lluvia en mi reino. El resultado es que ahora mis súbditos sufren. Nunca fui capaz de determinar la causa de este sufrimiento. Hoy vengo a tus pies de loto. Por favor, dime cómo mis súbditos pueden vivir en paz y así lograr el mayor bien”.

El sabio Angira respondió: “Oh rey! La época moderna de Satya Yuga es la mejor de todas las épocas. En esta yuga la gente adora al Brahmán supremo. En esta época estos viven de acuerdo con los principios religiosos. En esta yuga nadie excepto los brahmanas debe ejecutar los ritos de austeridad. A pesar de esta limitación un sudra el habitante de tu reino ejecuta unas austeridades. El resultado de este comportamiento incorrecto es que ahora tú te enfrentas a las consecuencias que se presentan en forma de sequía. Por lo tanto, tienes que tratar de matarlo. Si el va a ser ejecutado la paz y la prosperidad volverán a tu reino”.

El rey respondió: “Oh, gran sabio, es imposible para mi matar a una persona inocente que ejecuta las austeridades. Por favor, aconséjame alguna otra solución”. El sabio dijo: “Oh, rey, en ese caso observa el Ekadasi sagrado que se conoce como Padma o Devashayani Ekadasi que ocurre en el mes de junio o julio durante la luna creciente. Bajo la influencia de este voto seguramente las lluvias volverán a tu reino. Este Ekadasi obsequia a uno con todo lo bueno y todo tipo de perfecciones. Oh, rey! Tú tienes que observar este Ekadasi con todos sus súbditos”.

Al escuchar estas palabras alentadoras del gran sabio el rey le ofreció su reverencia y regresó a su palacio. A partir de entonces, en el mes de Asadha (junio o julio) el rey, su familia y sus súbditos observaban correctamente este auspicioso Padma o Shayan Ekadasi. Bajo la influencia de este voto las lluvias se produjeron por todo su reino. Al poco tiempo, por la gracia del Señor Hrsikesa se formaron las montañas de granos alimenticios y todos los súbditos del rey vivieron felices.

Por lo tanto, el deber de cada uno es observar este sagrado Ekadasi. Este Ekadasi obsequia a todos con una felicidad y liberación. Gracias a la escucha y a la lectura acerca de la gloria de este Ekadasi todas las consecuencias de actos pecaminosos se destruyen. Este Ekadasi también se conoce como Vishnu Shayani Ekadasi. Deseando complacer al Señor Vishnu los devotos observan este Ekadasi con un celo especial. Estos no aspiran al disfrute material o a la liberación. Más bien estos oran por el servicio devocional puro al Señor.

El voto famoso de Chaturmasya comienza con este Ekadasi. Los devotos observan este voto de Chaturmasya escuchando acerca del Señor y glorificándolo durante los cuatro meses empezando por el día cuando el Señor Hari se va a la cama y terminando con el día en que deja su lecho».

Maharaja Yudhishthira dijo al Señor Krishna: «Oh, Krishna! Por favor, cuéntame algo acerca de cómo hay que observar este Sri Vishnu Shayan o Chaturmasya Vrata».

El Señor Krishna respondió: «Oh, rey! Cuando el sol se queda en el signo de Cáncer, Sri Madhusudan el Señor de todo el universo se tumba en su cama y cuando el sol entra al signo de Libra entonces el Señor se despierta. El voto de Chaturmasya comienza en el día de Ekadasi Shayan. Oh, rey Yudhishthira! Después de tomar un baño hay que vestir al Señor Vishnu con ropas amarillas. Luego es necesario preparar una cama y cubrirla con colchas blancas en las que va a descansar el Señor. En primer lugar, hay que bañar al Señor con cinco sustancias como el yogur, la leche, el ghee, la miel y el agua con azúcar. Unos dignos brahmanas tienen que hacerlo. A continuación, hay que vestir al Señor y ungir su cuerpo con una pasta fragante. Luego hay que ofrecer reverencia al Señor haciéndolo con devoción y además hay que ofrecerle sahúmos, lámparas de ghee y flores.

Se puede comenzar a observar el voto de Chaturmasya a partir de uno de estos días: el día de Ekadasi, dvadashi, Purnima, ashtami o Sankranti (cuando el sol entra al signo de Cáncer). El voto de Chaturmasya se termina en el día de dvadashi que ocurre un día después de Utthana Ekadasi del mes de Kartika.

La persona que observa el voto de Chaturmasya (que se hace en memoria del Señor Vishnu) se va a la morada del Señor Vishnu sentado en un dirigible radiante como el sol. Cualquier persona que limpia el templo del Señor y el patio del templo del Señor o la persona que los decora con flores y plantas y da de comer a los brahmanas de acuerdo con sus ingresos después de que termina el voto encuentra la felicidad que tiene una duración de siete vidas. Ofreciendo lamparillas de ghee al Señor durante este voto se puede obtener la buena suerte y la prosperidad. La persona que canta en el templo el Gayatri mantra al Señor las ciento ocho veces tres veces al día: por la mañana, por la tarde y por la noche - nunca tendrá que cometer pecados en el templo. El Señor Vyasa se pone contento con esta persona y este último regresa a la morada de Vishnu.

Cualquiera quien al final de Chaturmasya regala veintiocho o ciento ocho macetas de semillas de sésamo a los sabios brahmanas se libera de las consecuencias de los pecados acumulados a través de la mente y el habla. El se deshace de todas las enfermedades y de él nacen unos niños sabios.

Durante los cuatro meses mientras el Señor Janardan reposa en su cama no se debe dormir en la cama y tener relaciones sexuales. Sólo hay que cenar, comer una vez al día o tomar lo que viene naturalmente. Aquel quien canta para el Señor Vishnu y baila para él se va al mundo de los Gandharvas. Cualquier persona que se niega a comer melaza esta bendita por sus hijos y nietos. Si una persona se abstiene del aceite se vuelve hermosa y sus enemigos mueren. Mediante la eliminación de los platos amargos, picantes, agrios, dulces y salados se puede deshacerse de la fealdad y de los malos olores corporales. Las personas que se abstienen de las flores se van al paraíso y se convierten en vidyadharas. La renuncia a los nueces de betel conduce a la eliminación inmediata de todas las enfermedades. Comiendo de una flor de loto vacio se puede alcanzar el paraíso de Indra. Si para complacer a Krishna dejas de tomar leche y yogur puedes regresar a la morada suprema la Goloka. El hombre que no se corta las uñas y no se afeita la cabeza durante el Chaturmasya consigue la buena suerte de tocar los pies de loto de Vishnu. Cualquier persona que pasa alrededor del templo del Señor regresa a la morada del Señor en un dirigible llevado por unos cisnes».



Возврат к списку