Donación

Estamos sinceramente agradecidos a todos los que han decidido colaborar con el proyecto.

Quiero ayudar a

Boletín



16 September 2017 — Indira Ekadasi

La gloria de Indira Ekadasi se describe en «Brahmavaivarta Purana» en la conversación del Señor Krishna y Maharaja Yudhisthira.

Maharaja Yudhisthira dijo: «Oh, Krishna! Oh, Madhusudana! Oh, destructor del demonio Madhu! Cuál es el nombre del Ekadasi que ocurre en el mes de septiembre o octubre durante la luna menguante? Cuáles son las reglas y restricciones en la observancia de este Ekadasi y que merito se puede obtener observándolo?»

El Señor Krishna dijo: «Este sagrado Ekadasi se llama Indira Ekadasi. Al observar este Ekadasi puedes rescatar del infierno a tus antepasados ​​caídos y deshacerte de todas las consecuencias de tus actos pecaminosos. Oh, rey! Había una vez un gobernante de nombre Indrasena. Vivía en los tiempos de Satya Yuga y era experto en la represión de sus enemigos. Él gobernaba su reino llamado Mahishamatipuri que prosperaba en todos los aspectos. Estaba rodeado de hijos y nietos y todos vivían felices.

El rey estaba atado al servicio devocional de Vishnu. Siendo un devoto que estaba sumergido en el conocimiento espiritual el rey pasaba su tiempo en el canto de los santos nombres de Sri Govinda, el regalador de la liberación. Un dí mientras el rey estaba sentado en su trono de repente apareció Sri Narada Muni que bajó desde el cielo. Al ver al gran sabio Narada el rey se levantó de inmediato y le ofreció reverencias. Después de esto el rey hizo una reverencia ofreciéndole al sabio dieciséis ingredientes. El sabio se acomodó y preguntó a Indrasena: “Oh, gran rey! Están tus súbditos felices y prósperos? Está tu mente firme en los principios religiosos? Haces un servicio devocional a Vishnu?”

El rey respondió: “Oh, el mejor de los sabios! Por tu gracia en el reino todo está bien, las cosas van favorablemente. Hoy mi vida es un éxito gracias a tu darshan y mis sacrificios dieron sus frutos. Oh, sabio entre los semidioses! Por favor, díme la razón de tu visita”.

Al escuchar estas humildes palabras del rey, Narada Muni dijo: “Oh, león entre los reyes! Escucha acerca de un incidente milagroso que me pasó a mí. Oh, mejor de los reyes!

Una vez fui fuera de la morada del Señor Brahma a la morada de Yamaraja. Cuando llegué a su reino Yamaraja respetuosamente me saludó e hizo la adoración apropiada. Una vez que me senté cómodamente ofrecí oraciones al piadoso y veraz Yamaraja. En la reunión de Yamaraja vi a tu padre dotado de una gran piedad. Debido a que tu padre rompió su voto ahora él tiene que estar allí. Oh, rey! Él transmitió un mensaje para ti.

Él dijo: “Indrasena, rey de Mahishamatipuri, hijo mío. Oh, Señor, por favor, dile que debido a algunas acciones pecaminosas cometidas en la vida anterior ahora vivo en la morada de Yamaraja. Por lo tanto, él deberá observar el voto de Indira Ekadasi y darme todo el merito. Entonces yo estaré a salvo de las circunstancias actuales de mi vida”.

Narada Muni continuó: “Oh, rey! Es la petición de tu padre dirigida a ti. Por lo tanto, para ayudarle a llegar al mundo espiritual tú tienes que observar el voto de Indira Ekadasi”.

Entonces el rey Indrasena dijo: “Oh, sabio entre los semidioses, ahora explícame graciosamente el procedimiento de la observancia de este Indira Ekadasi”.

Narada Muni respondió: “El día antes de Ekadasi hay que bañarse temprano en la mañana y ofrecer respetos a los antepasados para complacerlos. En este día hay que comer sólo una vez y en la noche hay que dormir en el suelo. En el día de Ekadasi hay que levantarse al amanecer, cepillarse los dientes, lavarse las manos y bañarse. Entonces hay que prometer que no vas a sumergirte en disfrutes materiales y así hay que observar el ayuno completo. Además, hay que ofrecer oraciones al Señor con estas palabras: “Oh, Señor de ojos de loto, me refugio en ti”».



Возврат к списку