Donación

Estamos sinceramente agradecidos a todos los que han decidido colaborar con el proyecto.

Quiero ayudar a

Boletín



Artículos


Actos Increíbles de Nityananda Prabhu

Hace cinco siglos en la tierra santa de la India, en Bengala, apareció Shri Nityananda Prabhu. Él era un gran místico y Avatara Divino y vino a limpiar este mundo del ateísmo y de la irreligión en la época de Kali, la época de degradación. Nityananda Prabhu apareció en Ekachakra (un pueblo), en la región de Radha Desha. El nombre de su padre era Hadai Pandit, el nombre de la madre era Padmavati. De pequeño Nityananda Prabhu sorprendía a los paisanos con sus juegos en las que Él narraba las vidas del Señor Krishna y Rama. Una vez, durante un juego Nityananda tenía el papel de Lakshmana, el hermano menor de Ramachandra. De acuerdo con el escenario Indrajit, un demonio, tenía que herirlo con una flecha. Todos se asustaron, los adultos se reunieron y le preguntaron: «Qué ha pasado?» Los niños no podían decir nada: «Nosotros solo jugábamos a este juego y Nityananda Prabhu cayó inconsciente». Todo el mundo estaba muy preocupado, alguien trataba de llamar a un médico pero uno de los niños dijo: «Vamos a acabar el juego». Así que el juego continuó y el chico que hacia el papel de Hanuman finalmente trajo hierbas curativas y las dio a Nityananda Prabhu que de repente se volvió en sí. Los paisanos experimentaron una felicidad infinita. Ellos preguntaron: «Quién es esa persona maravillosa que realiza estos actos?» Y Nityananda sonrió y les dijo: «Son sólo mis juegos».

Así que dentro de un tiempo Nityananda cumplió trece años y una vez en el umbral de su casa apareció un Santo. Hadai Pandit alojo al invitado y ellos hablaron sobre Krishna durante tres días. El Santo Hadai preguntó: «Puedo donar algo para ti?» Sannyasi reflexionó un poco y dijo: «Yo no necesito nada en este mundo pero tu hijo es tan hermoso y perfecto! Si él podría llevarme a los lugares de peregrinación... Te pido que él se vaya conmigo». Hadai Pandit no podía imaginar la separación con su hijo ni por un momento pero no podía rechazar el ruego del Santo sannyasi. Él dijo: «Tengo que hablarlo con mi esposa». Padmavati dijo al padre: «Hago todo lo que tú decides». Hadai Pandit le permitió viajar con el sannyasi y los residentes de Ekachakra se llenaron de profundos sentimientos de dolor y separación. Hadai Pandit parecía volverse loco y dejó de prestar atención al mundo exterior. Centrado plenamente en su hijo él logró samadhi y dejó este mundo.

Pasaron casi siete años y Nityananda Prabhu todavía continuaba su viaje por los lugares Santos. Un día él llegó a Vrindavan para ver el lugar de nacimiento del Señor Krishna. Llegó a la casa de Nanda Maharaja y lloró de felicidad porque él era el hermano del Señor Krishna, una encarnación de Baladeva. Después de haber visitado Sagrados bosques de Vrindavana Nityananda Prabhu continuó su viaje. Él visitó Kurukshetra, Hastinapura, recordó a los Pandavas, fue al palacio del Señor Krishna en Dvaraka e hizo allí una ablución. Un día vino a Vishnu Kachi y Shiva Kachi y vio como algunos brahmanas caídos en la degradación discutían tratando de averiguar quién era más importante: Vishnu o Shiva. Nityananda Prabhu se echo a reír y después continuó su ruta. Él llegó a Ayodhya, el lugar de nacimiento del Señor Rama. Al recordar los grandes actos del Señor Rama él pasó inconsciente durante tres días permaneciendo en un trance muy profundo. Cuando se despertó continuó su viaje y, finalmente, llegó a la montaña de Shri. En esta montaña Parvati y Shiva vivian en forma de unos brahmanas y reconocieron en Nityananda Prabhu el Gran Avatara. Lo invitaron a su casa y quien sabe de qué hablaron en este lugar Sagrado.

Durante su viaje Nityananda Prabhu incluso llegó a Himalaya y tuvo darshan de Vedavyasa que también lo reconoció como la encarnación del Señor. Tuvieron una larga conversación llena de felicidad. Una vez en su viaje Nityananda Prabhu encontró a Madhavendra Puri, el gran santo Vaishnava. Nityananda Prabhu dijo: «Verte a ti es la mayor felicidad porque estás lleno de pura devoción a Krishna». Los discípulos de Madhavendra Puri se asombraron al ver a su maestro espiritual tan feliz en la compañía de Nityananda Prabhu y no podían imaginar quién era esa personalidad. Pasaron unos días y Nityananda Prabhu fue a Shri Nilachala donde tuvo darshan de una forma única de Shri Jagannatha y al haber experimentado la felicidad suprema fue a conocer a Shri Chaitanya Mahaprabhu.

Mientras tanto, el Señor Chaitanya en la compañía de los Devotos hablaba sobre el fenómeno de la aparición de una gran personalidad. «Tuve un sueño en el que vi que aquí esta una gran personalidad, por favor, id a buscarla». Todos los devotos se fueron en busca pero nadie reconoció a Nityananda Prabhu porque él es el mayor misterio y solo el Señor Chaitanya era capaz de encontrarlo y traerlo. Desde ese día, se hizo evidente que Chaitanya y Nityananda eran más que hermanos y Nityananda Prabhu servía a Chaitanya con todo su corazón. Chaitanya Mahaprabhu le reveló sus juegos únicos de sankirtana y el canto del nombre del Señor Krishna y luego Nityananda Prabhu viajaba por Navadvipa y decía a cada persona: «Acepte el santo nombre de Krishna, siga las instrucciones de Chaitanya y solo de esta manera podrá salvar su alma de la existencia pecaminosa». Pero una vez en su camino aparecieron dos grandes pecadores, Jagay y Madhay y cuando él les pidió aceptar a Shri Krishna pero los pecadores le hirieron en la cabeza con un recipiente de barro. Al ver la cabeza sangrienta de Nityananda Prabhu Shri Chaitanya Mahaprabhu quiso destruir a los pecadores. Jagai y Madhay se asustaron tremendamente y Nityananda Prabhu dijo a Chaitanya: «Te ruego acepta a estos pecadores y dales el santo nombre de Krishna». Chaitanya Mahaprabhu estaba tan sorprendido con la compasión misericordiosa de Nityananda que dijo a los pecadores: «Estoy preparado a liberaros pero solo si aceptáis a Nityananda». Jagay y Madhay se convierten en los grandes acompañantes de Nityananda y tomaron el santo nombre de Krishna. Ellos se alojaron en la orilla del Ganges y allí sirvieron a cada ciudadano. Las glorias de Nityananda se expandieron y todo el mundo ya sabía que por la gracia de Nityananda Prabhu incluso el ser más caído era capaz de alcanzar Krishna-prema, el amor al Señor.

Una vez que Chaitanya tomó sannyasa le pidió a Nityananda permanecer en Bengala para predicar allí, liberando así a todas los almas caídos. Nityananda aceptó sus instrucciones. Después de que Chaitanya dejo el cuerpo el hijo de Nityananda Virochandra Prabhu y Djanavi Devi cumplieron la misión de Nityananda. Ellos predicaron en toda Bengala distribuyendo el servicio devocional puro y cumpliendo así la voluntad de Shri Chaitanya. Virochandra estableció las deidades en el pueblo de Bamunpara donde nació Shrila Govinda Maharaj. Su maestro, Shrila Shridhar Maharaj, después de la desaparición de su maestro (Shrila Bhaktisiddhanta) oró a Nityananda Prabhu: «Dame el refugio en un lugar santo». Nityananda Prabhu apareció en su sueño y le contestó: «Estoy preparado para darte el refugio en el lugar más santo del universo, Navadvip, y quiero que también des refugio a los almas caídos y si vas a aceptar discípulos te daré mi plena protección». Desde entonces él fundó Shri Chaitanya Saraswat Math. El servicio del Señor Chaitanya solo se puede obtener por la gracia de Nityananda quien es la personificación de la devoción pura. Nityananda Prabhu llevó a cabo muchos actos divinos que no tienen principio ni fin. Son mortales capaces de describir algo que sorprende a los semidioses y los habitantes sublimes del mundo espiritual? Nityananda Prabhu es el misterio de todos los misterios.


Back to the list